Formación a la carta: cursos personalizados

Si tu y tus colegas habituales de montaña ya tenéis bastante experiencia y un buen nivel de conocimientos pero queréis seguir formandoos, puede que ninguno de los cursos “normales” se adapte a tus necesidades.

Quizá estás preparando una escalada o una travesía comprometida, o vayas a los Alpes por primera vez, o quieras intentar esa arista que tanto te motiva…, pero sabes que para afrontar ese reto con seguridad y ciertas garantías de éxito, necesitas mejorar tus conocimientos.

Quizá quieras una actividad exclusiva para tí y tu familia, o tengáis alguna discapacidad, o simplemente quieras una salida “terapéutica” para vencer ese miedo irracional que te limita…

¿En qué consiste?

Piénsalo,
quizá un curso personalizado sea tu opción.

Cuéntanos tu experiencia previa, tus conocimientos y tus proyectos.
Deja que nosotros estudiemos tus necesidades,

y te ofreceremos un programa formativo especialmente confeccionado con el que podrás acercarte a tus sueños.
El resto lo pones tu…

Contacta con nosotros y haz realidad tus deseos.

CONTACTAR

EXPERIENCIAS

Reinicio a nivel alto

Llevo media vida practicando actividad en la montaña, desde escalada deportiva a las carreras de ultratrail. A pesar de haber alcanzado cierto nivel en ellas, era consciente de las situaciones de riesgo que muchas veces vivía al no haber recibido una formación estructurada. Contacté con los Guías de la Zona Centro para plantearles mis inquietudes y pedir algo muy complicado: un curso personalizado y adaptado a mis expectatiivas con un contenido muy transversal que abarcase todas la materias en las que no me veía suficientemente solvente: autoprotección, reuniones, escalada en terreno mixto, progresión en glaciar, autorescate… Para mas complicación, quería hacer el curso con mi pareja que, a pesar de ser montañera tambien, se mueve a otros ritmos y niveles de dificultad.
Pensé que era pedir demasiado. Sin embargo, Dani tuvo la suficiente sensibilidad e inteligencia como para entender estos requisitos y componer un curso a la carta que cubriese todas nuestras expectativas. No sólo supo gestionar nuestra diferencia de nivel sino además sacar partido de ella para que ambos aprendiesemos algo nuevo el uno del otro. Y por si fuera poco, consiguió encajar una ascensión por la Goulotte Norte del Espigüete como colofón final que sirvió para consolidar todo lo aprendido durante el curso. Dani no solo tiene una gran experiencia y solvencia técnica sino que ademas poseé esa calidad humana que le hace conectar con el cliente y arroparle en un manto de confianza. No puedo estar más satisfesfecho y os lo recomiendo encarecidamente este tipo de formación si os véis en una situacion similar a la nuestra.

Preparándonos para los Alpes

Nuestro plan para el verano era primero Pirineos y después Alpes. En nuestra mente estaban algunas de las crestas más clásicas dentro de las de moderada dificultad y compromiso. Éramos conscientes de que nuestra máxima limitación podía ser la pérdida de tiempo en determinadas maniobras de cuerda y en ciertas decisiones logísticas. También teníamos dudas de como ser eficientes siendo una cordada de tres en terrenos de crestas.

Todo esto se lo planteamos a los Guías de la Zona Centro y ellos , un par de días después, nos propusieron un curso a medida con el que realmente se nos abrión un mundo de posibilidades en la progresión por alta ontaña estival.

Puesta en común:

Tengo un gran recuerdo del Corso de Alpinismo Invernal que realizamos en Gredos el año pasado. Íbamos 4 amigas con diferentes experiencias y niveles técnicos, pero objetivos comunes. Estos antecedentes, lejos de dificultar el curso, lo hicieron mucho más interesante y productivo, acoplándose perfectamente a nuestras necesidades. Ni muy corto, ni excesivo.

Volvería a hacerlo, de hecho, dada la experiencia y buen hacer del guías, que supo adaptarse en cada momento a nuestras necesidades y peculiaridades como grupo.

De padres e hijos:

Yo hacía 20 años que no me calzaba un arnés y unos crampones y mi hijo de 18 años lleva 2 años yendo a un rocódromo y escalando deportiva. Este verano quería volver a realizar alguna de las crestas del Pirineo que en su día hice con mis amigos, pero esta vez quería hacerlas con el. Pero a mi me faltaba un reciclaje y a el ciertos conocimientos de escalada clásica.

Les contamos nuestra situación a los Guías de la Zona Centro y ellos organizaron para nosotros un curso a la Carta en el que nos han enseñado a escalar juntos en ese terreno.

A parte de muy divertido, ahora nos sentimos preparados para nuestro próximo viaje a Benasque…