GUADARRAMA: Ascensiones invernales a sus cimas

El invierno en Guadarrama es efímero, pero puede ser duro. Los vientos, las persistentes nieblas y las empinadas pendientes heladas son los peajes a pagar por disfrutar de sus bellas cumbres.